DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Envenenamiento por ciguatera

Estábamos en una embarcación habitable en Fiji y el cocinero nos sirvió una porción de un enorme jack que alguien había pescado durante nuestra travesía. Pensándolo bien, en realidad no debería haberlo comido, porque cuando le pregunté si era seguro comerlo me contestó: “Claro que sí, porque cuando el pescado atrae moscas quiere decir que está bien”. Después de transcurrida una hora de haber comido, la mayoría nos enfermamos, con vómitos y diarrea. Sentí que estaba flotando y los labios me ardían. Ahora me siento mareado y con malestar general. ¿Qué ocurrió?

Una gran cantidad de peces tropicales y semitropicales que se alimentan de plantas y peces más pequeños que se encuentran en el fondo del mar y que han acumulado toxinas de dinoflagelados microscópicos, como ser Gambierdiscus toxicus, pueden producir envenenamiento por ciguatera si se los ingiere. Además, cuanto más grande el pez, más tóxico es. Los peces infectados con ciguatoxina que se comen con mayor frecuencia son los jack, barracudas, meros y pargos.

Los síntomas, que generalmente se manifiestan 15 o 30 minutos después de la ingestión del pez contaminado, incluyen dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, entumecimiento de lengua y garganta, dolor de dientes, dificultad para caminar, visión borrosa, erupción cutánea, picazón, ojos llorosos, debilidad, espasmos musculares, falta de coordinación, dificultad para dormir y ocasionalmente falta de aire. Un signo clásico de intoxicación por ciguatera es la percepción invertida de calor y frío (los líquidos calientes se sienten fríos y viceversa), que puede manifestarse como una hipersensibilidad a la temperatura.


Las personas se pueden enfermar gravemente al poco tiempo de envenenarse, con problemas cardíacos, baja presión sanguínea, deficiencia de los sistemas nerviosos central y periférico, y colapso generalizado. Desafortunadamente, muchos de los síntomas debilitantes, pero que no importan peligro de muerte, pueden perdurar con severidad variable durante semanas o meses.


El Tratamiento

El tratamiento es en su mayoría sobre los síntomas que no tienen un antídoto específico, si bien ciertos medicamentos están demostrando su utilidad para algunos aspectos del síndrome, como ser manitol intravenoso para el comportamiento anormal del sistema nervioso central y ritmos cardíacos anormales. Estas terapias deben ser aplicadas por un médico.


La proclorperacina puede ser útil para los vómitos; la hidroxicina o duchas frías pueden ser útiles para la picazón. Existen pruebas químicas para determinar la presencia de ciguatoxinas en peces y en el torrente sanguíneo humano, pero aún no existe un antídoto específico. Si una persona muestra síntomas de envenenamiento por pez con ciguatera, debe consultar a un médico lo antes posible.

Durante la recuperación del envenenamiento por ciguatera, la persona accidentada debe excluir de su dieta lo siguiente: pescado, salsas a base de pescado, mariscos, salsas a base de mariscos, bebidas alcohólicas, frutos secos y aceites a base de frutos secos.

Para obtener más información sobre lesiones ocasionadas por vida marina, vea el artículo completo “Traumatismo ocasionado por vida marina” por el Dr. en Medicina y Lic. en Ciencias Paul S. Auerbach en el número de Alert Diver de enero/ febrero de 1998.