DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Physalia physalis (Fragata Portuguesa)

Durante nuestra luna de miel en el Caribe, mi esposa y yo nos encontrábamos practicando snorkeling a aproximadamente 15 metros/ 50 pies de la costa. De repente, mi esposa gritó y comenzó a retorcerse, mientras intentaba quitar algo de su cuerpo, aunque yo no podía ver nada. Logramos regresar a tierra firme, pero ella comenzó a vomitar de modo incontrolable a los pocos segundos. Sentía espasmos en su espalda y tenía dificultad para respirar y ponerse de pie. Tenía marcas rojas intensas como de azotes en la zona de su antebrazo, y que se extendían hasta su codo y cuello.

Desde que regresamos a casa, hemos intentado determinar varias cosas: ¿Qué fue lo que la picó? ¿Es alérgica, o fue simplemente una picadura grave en un área sensible? ¿Qué puede hacer para evitar una reaparición que pueda causarle la muerte? ¿Existe alguna forma de comprobar si es alérgica? También nos han dicho que la próxima vez que reciba una picadura podría ser más grave debido a que se encuentra sensibilizada, ¿es esto verdad?

Su experiencia concuerda con la picadura de una fragata portuguesa (Physalia physalis). Existen otros miembros del phylum de celentéreos o cnidarios que pueden provocar una reacción similar, pero la Physalia es el causante más común El animal tiene una suerte de “vela” (aleta) que flota en la superficie y mueve al animal en la dirección del viento. Tiene uno o más tentáculos de 10 metros/ 33 pies o más, y son responsables de la mayoría de las picaduras.

En un clima tormentoso, los tentáculos pueden separarse de la aleta y deslizarse justo bajo la superficie, donde son prácticamente invisibles. La toxina es lo suficientemente potente como para haber ocasionado el problema que experimentó su esposa sin siquiera un componente alérgico. Sin embargo, la toxina es un antígeno potente y probablemente produjo una respuesta inmune de manera que ella ahora puede ser alérgica al veneno al igual que propensa a sufrir los efectos de la toxina. En consecuencia, otra exposición podría resultar más grave. No obstante, los casos fatales son poco comunes y normalmente son el resultado del ahogamiento ya que el dolor y los efectos tóxicos de la picadura a veces disminuyen las aptitudes para bucear.


La mejor manera de prevenir las lesiones es evitar el contacto con el animal. Con frecuencia se los encuentra juntos en grandes cantidades. Nadar o practicar snorkel puede no ser una buena idea cuando haya una gran cantidad de “velas” visibles. Debido a que la fragata se mantiene cerca de la superficie, la práctica del buceo es posible, siempre que se ingrese y salga del agua con extremo cuidado. Se debe utilizar protección como por ejemplo un traje húmedo completo o un traje de buceo grueso para prevenir el contacto con los nematocistos que contienen toxinas. Tenga en cuenta que los nematocistos pueden mantener su potencia durante horas y ser trasladados a la piel desnuda al manipular la ropa y el equipo de buceo. Es más probable que los animales se encuentren presentes si el viento sopla desde el océano hacia tierra firme que si sopla desde tierra. En el caso de una picadura recurrente, EpiPen (que contiene epinefrina) podría modificar el componente alérgico de la reacción, pero no aliviaría los efectos tóxicos.