DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Migrañas (y Formularios Médicos)

Recientemente llevé a miembros de mi más reciente curso de buceo en aguas abiertas para que realizaran sus primeras inmersiones de capacitación. Una joven mujer buzo desarrolló un intenso dolor de cabeza a una profundidad de 6 metros/ 20 pies. Le pedí al instructor asistente que se encargara de ella y yo me quedé con los demás buzos.

Ella fue hasta la orilla e inmediatamente se dirigió hacia su bolso en busca de un medicamento para la migraña. Diez minutos después vomitó. Como estábamos preocupados por sus síntomas, llamamos a una ambulancia. Pensamos que podía sufrir un embolismo. Por dicho motivo, fue trasladada al hospital local para someterse a una evaluación médica.

Aparentemente tenía un historial de migrañas y tomaba medicamentos para controlarlas. Esto no figuraba en su formulario médico. Se le administraron medicamentos para aliviar las náuseas y el dolor. Luego, se realizó una tomografía axial computarizada (TAC). Después de dos horas, el departamento de emergencias le dio el alta.

En una conversación posterior con ella, descubrí dos cosas: había sufrido una migraña dos semanas antes de este dolor de cabeza, y me dijo que sus migrañas estaban relacionadas con el ejercicio. Es frustrante intentar enseñar a bucear de manera segura cuando los estudiantes no dicen la verdad sobre su historial médico.

Trataremos dos temas: en primer lugar, la estudiante no reveló información médica pertinente en el formulario médico para el estudiante (lo que desafortunadamente ocurre con frecuencia); en segundo lugar, cómo las migrañas pueden afectar la práctica del buceo.

El Formulario Médico

Una gran cantidad de médicos conocidos a nivel nacional, incluidos muchos médicos de DAN, han desarrollado un formulario médico que ayuda a los médicos que no están familiarizados con la medicina del buceo a evaluar la aptitud física para la práctica del buceo. Cuando los buzos no revelan información sobre los medicamentos que están tomando o las condiciones médicas que padecen esto afecta su objetivo, que es proteger su salud y bienestar.

En nuestra experiencia en DAN, esta omisión de información médica por parte de los buzos se debe a las siguientes razones: algunos simplemente no comprenden la importancia que una enfermedad puede tener durante una inmersión; o, algunos buzos mayores aconsejan a los principiantes que no incluyan toda la información en el formulario ya que según ellos esto no es necesario. Un individuo puede decirle a un buzo novato lo siguiente: “Yo buceo con migrañas y no tengo ningún tipo de problema”. Es probable que el buzo novato le crea a una persona “más experimentada” sin importar cuáles hayan sido las recomendaciones del instructor.

La honestidad en el formulario médico comienza por la confianza. Si usted es un instructor o minorista que entrena estudiantes, una buena forma de comenzar con los nuevos estudiantes es entregarles la Guía de DAN para la salud y la aptitud física en el buceo con aire comprimido. Este folleto explica por qué un estudiante debe completar en detalle el formulario médico.

Algunos buzos simplemente pueden no querer divulgar una condición médica personal. Los instructores deben comunicar a los estudiantes que la información es confidencial y deben estar disponibles para hablar con los buzos en privado sobre sus trastornos médicos. Y recuerde, el equipo médico de DAN siempre está disponible para hablar con los estudiantes, instructores o médicos de los estudiantes.

Migrañas

Las migrañas pueden ocasionar problemas similares al aquí mencionado por el instructor. Pueden desencadenarse debido a ciertos alimentos u olores, alcohol, estrés, inmersión o esfuerzo. A veces pueden producir síntomas neurológicos, como ser pérdida de la visión y entumecimiento, que pueden confundirse con los síntomas neurológicos de la enfermedad disbárica. La gravedad puede variar desde dolor de cabeza leve hasta malestar incapacitante con presencia de náuseas y vómitos.

Algunos de los medicamentos que se utilizan para tratar y prevenir las migrañas pueden causar somnolencia, y podrían agravar la narcosis por nitrógeno. Todos los buzos deben someterse a una evaluación individual: si bien algunos individuos que sufren de migrañas pueden bucear sin ningún problema, otros probablemente deban abstenerse.