DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Unplugged: DAN examina el uso de tapones para los oídos por parte de los buzos

Por Wesley Hyatt, Departamento de Comunicación de DAN, y Joel Dovenbarger, Vicepresidente de Servicios Médicos de DAN

Tengo dificultades para compensar mis oídos, y recientemente sufrí una ruptura de tímpano (membrana timpánica). Mi otorrinolaringólogo no encontró ningún problema que me pudiera originarme dificultades para compensar. Si bien mi tímpano sanó completamente, me aconsejaron tener precaución para volver a bucear.

¿Por este motivo tendría que usar tapones para los oídos en mis futuras inmersiones? Si mi tímpano se perfora nuevamente, ¿puedo bucear si utilizo tapones para los oídos? He oído muchos comentarios a favor y en contra de su uso. ¿Cuál es el tema principal con los tapones para los oídos?



Una vez que la membrana timpánica (MT) sanó, por lo general un buzo puede volver a bucear. Sin embargo, los buzos que han sufrido este tipo de lesión deben tener precaución ya que les queda una pequeña cicatriz en la capa del tejido que conforma la MT. La compensación forzada puede causar problemas recurrentes con la membrana.

Si bien su doctor no encontró problemas otorrinolaringológicos, es posible que cuando intente compensar sus oídos y senos paranasales irrite la trompa de Eustaquio (que conecta al oído medio con la parte posterior de la garganta y regula la presión del aire a ambos lados del tímpano). También es posible que sus trompas de Eustaquio sean pequeñas y sensibles a los cambios repentinos de presión. Descienda lentamente, compense con frecuencia, y de ese modo evitará sufrir nuevas lesiones.

En lo que respecta al uso de tapones para los oídos, existen opiniones encontradas sobre su utilización en el buceo con aire comprimido. Por lo general, no son recomendables. Sin embargo, algunos buzos utilizan tapones para los oídos en situaciones especiales. Antes de probarlos, los buzos deben tener conocimiento de algunas consideraciones especiales.

El Dr. Allen Dekelboum, médico consultor de DAN especialista en otorrinolaringología en California, reiteró el concepto común de que los tapones para los oídos pueden crear una bolsa de aire en el conducto auditivo, que evitaría la compensación y crearía diferencias de presión entre el agua y el conducto auditivo del buzo. Asimismo, manifestó que esta situación podría causar serias lesiones.

Dekelboum dijo: “con la membrana timpánica intacta, el incremento de la presión del agua contra el tapón y la reducción del volumen de aire entre el tapón y la membrana timpánica tienden a forzar el tapón contra la MT”. “El aumento de presión del agua también podría trabar el tapón dentro del conducto auditivo. Si pasa esto, existe riesgo de sufrir un barotrauma del oído externo”.

Para evitar estos problemas algunos fabricantes promueven tapones para los oídos con ventilación, que tienen un pequeño orificio para ventilación entre el agua y el conducto auditivo. Por lo general los orificios tienen una pequeña válvula de presurización y no permiten que ingrese agua dentro del conducto auditivo.

El Dr. Robert Scott, creador de Doc's Proplugs manifestó que sus tapones para los oídos con ventilación pueden ser utilizados por buzos con total seguridad. Mencionó que posee una gran ventaja: “Hacen que sea más fácil compensar”.

La Dra. Shannon Hunter, médica otorrinolaringóloga en el Centro Médico de la Universidad Duke, N.C., también manifestó ciertas reservas. “He examinado la limitada información existente sobre los tapones para los oídos con ventilación, y parece ser que hay demasiadas probabilidades de que sean un fracaso. Demasiados "condicionales"", dijo Hunter. “Si la ventilación del tapón se tapa con cerumen o detritus, se lo debe quitar – ¿estando en profundidad? ¿En agua fría, donde la temperatura en el conducto auditivo está elevada por la presencia del tapón?

“El ingreso de agua fría al sistema vestibular es un escenario ideal para sufrir vértigo, náuseas y vómitos – esto se comprueba todos los días en los procedimientos de prueba vestibular realizados para evaluar los problemas de equilibrio en los pacientes. La misma situación se puede generar sumergido en profundidad si se quita un tapón obstruido y se permite el ingreso abrupto de agua fría en el conducto auditivo a mayor temperatura. Los efectos resultantes de náusea, vómitos y vértigo podrían ser fatales.

"No hay información o pruebas suficientes para recomendar que los buzos usen tapones para los oídos. Los riesgos de las complicaciones bajo el agua a partir de las fallas en el funcionamiento o la remoción de un tapón para los oídos son reales y pueden colocar al buzo en una situación con mayores probabilidades de sufrir un accidente”.

Para leer el artículo completo, ver “Destapado: DAN examina el uso de tapones para los oídos por parte de los buzos” en la sección de Artículos sobre Medicina.