DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Cómo tratar los Problemas de Oído

Obtuve mi certificación hace cuatro años pero rara vez practico buceo ya que suelo surfir la ruptura de vasos sanguíneos o perforaciones en el tímpano una o dos veces al año. Dichas afecciones siempre se presentan en el mismo oído. Para mí, tragar es la forma más fácil de compensar la presión en los oídos, pero algunas veces mi boca está seca. Tengo que intentar varias veces para poder compensar. Algunas veces no tengo problemas durante la primera inmersión, pero en las posteriores parece imposible. Quizás pasen días antes de que se presenten problemas. No sé si es que me esfuerzo demasiado, estoy nervioso o no me concentro. Sólo sé que me preocupa y que le quita la diversión al buceo tanto para mí como para mi marido.



La dificultad para compensar la presión en los espacios del oído medio y senos paranasales es el problema y la lesión más común entre los buzos deportivos. Si experimenta problemas para compensar la presión, lo primero que se debe hacer es consultar a su médico personal o a un otorrinolaringólogo que pueda evaluar su problema. Aunque no lo crea, puede tratarse de algo tan simple como una inflamación crónica causada por alergias, plantas o mascotas domésticas. La irritación e inflamación causada por una alergia puede estrangular los pasajes de aire y limitar el flujo de aire hacia adentro o hacia fuera del oído medio.

Su problema también puede estar provocado por algún daño en las trompas de Eustaquio causado por una infección anterior. Quizás no haya nada que su médico pueda hacer con respecto a esos problemas crónicos, pero los medicamentos descongestivos pueden disminuir la inflamación en los tejidos y permitir que el aire se mueva libremente hacia adentro y afuera del espacio del oído medio. Su médico puede ayudarlo a encontrar el mejor medicamento y el más efectivo para usted. Quizás deba probar algunos. Algunos médicos recomiendan ciertos pulverizadores nasales que también ayudan a disminuir la inflamación crónica en las membranas mucosas, pero son soluciones a corto plazo y sólo se pueden usar un número limitado de veces. Además, deberá considerar la posibilidad de sufrir los efectos secundarios que puedan provocar los pulverizadores nasales o medicamentos descongestivos.

Finalmente, recuerde compensar sus oídos antes de entrar al agua. Esto ayuda a asegurarse de que no se padecen problemas que se pueden corregir en la superficie antes de sumergirse, como por ejemplo tomar un vaso de agua para mantener la boca húmeda. Quizás simplemente necesite cambiar algo en su técnica de compensación actual, como por ejemplo compensar los oídos cada 0,3-0,6 metros/1-2 pies para evitar más daños. Asegúrese de compensar los oídos con cuidado y antes de que el problema se agrave. Esperar demasiado provocará dolor innecesario, y un intento forzado de compensar los oídos al presionar las narinas al mismo tiempo puede dañar el oído medio. Realizar con cuidado distintas maniobras y alternar entre tragar y presionar las narinas, y liberar el aire suavemente pueden ser la clave para disfrutar de una inmersión sin problemas. Pero lo más importante es suspender la inmersión si no puede compensar los oídos.