DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Tubos de ventilación del oído (diábolos)

Mi hijo de 13 años tiene programado comenzar con clases de buceo. Cuando tenía aproximadamente 7 años se le colocaron tubos de ventilación en sus tímpanos debido a que frecuentemente padecía infecciones No ha tenido problemas en muchos años, pero me preocupa que le genere complicaciones al momento de practicar buceo.



La colocación de tubos de ventilación en los tímpanos (membrana timpánica) es una práctica habitual que se realiza para interrumpir un ciclo de infecciones repetitivas en el oído medio. Estos tubos permiten que el oído medio se seque hasta que la función de drenaje de las trompas de Eustaquio vuelva a la normalidad. La hinchazón e inflamación provocadas por el proceso de infección en las trompas de Eustaquio impiden que el fluido drene adecuadamente. El implante de los tubos en la membrana timpánica por medio de una pequeña incisión (miringotomía) generalmente corrige el problema.

Los tubos no son implantes permanentes y generalmente se caen solos o los quita el médico. La pequeña incisión generalmente cicatriza al poco tiempo de haberse quitado los tubos. En raras ocasiones puede quedar un pequeño orificio si se dejan los tubos por mucho tiempo. El médico de su hijo es el que mejor puede tratar y examinar la situación. Es poco probable que los tubos aún estén en su lugar después de seis años, por lo que el médico debe controlar los oídos de su hijo.

No se aconseja la práctica del buceo mientras los tubos estén colocados en el oído ya que permitirán que entre agua en el oído medio, lo que provocaría vértigo e infecciones. Sin embargo, una vez que los tubos se hayan removido, se debe esperar un tiempo prudente para que la incisión cicatrice, al menos seis semanas, y antes de considerar la posibilidad de practicar buceo se debe confirmar que la función del oído medio y de la trompa de Eustaquio sea normal.

Un problema mayor probablemente sea la cicatrización de las trompas de Eustaquio debido a infecciones crónicas en el oído. Esto puede hacer que un buzo joven tenga dificultades para compensar. Hasta el día de hoy no existe ningún procedimiento quirúrgico para corregir la obstrucción parcial en la trompa de Eustaquio. La pérdida de la función de la trompa de Eustaquio puede ser un gran problema para los buzos. Tanto los adultos como los niños necesitan atención inmediata si se presentan síntomas de infección y barotrauma del oído medio. Los síntomas incluyen dolor, zumbido o silbidos en los oídos, sensación de pérdida parcial o disminución de la audición y drenaje desde el conducto auditivo, pero no se limitan a ellos.