DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Instrucciones para Compensar Oídos y Senos Paranasales

¿Cuál es la mejor técnica para compensar mis oídos y senos paranasales?



El barotrauma del oído medio y de los senos paranasales es la lesión más común relacionada con la exposición al aumento y la disminución de presión. El descenso en el agua aumenta aproximadamente media libra de presión por cada pie descendido y disminuye de modo similar en el ascenso. De acuerdo con la Ley de Boyle, el volumen de un gas dentro de un espacio cerrado disminuye proporcionalmente al incremento de presión en el descenso. Durante el ascenso, el volumen de gas aumenta proporcionalmente a la disminución de presión. Es imperante que en el descenso se compensen activa o pasivamente todos los espacios cerrados llenos de aire. En el ascenso, por lo general el incremento de volumen se compensa naturalmente.

Para que la compensación sea efectiva, no se deben padecer infecciones o reacciones alérgicas nasales o en los senos paranasales. El recubrimiento de la nariz, la garganta y las trompas de Eustaquio debe ser lo más normal posible. En los casos en que esto es así, las siguientes técnicas son efectivas para reducir el “squeeze” o barotrauma de oído medio y de los senos paranasales (SPN).


  • Antes del descenso, flotando neutralmente, sin aire en el compensador de flotabilidad, infle suavemente sus oídos con una de las técnicas mencionadas a continuación. Esto le brindará un poco de aire extra en el oído medio y en los senos paranasales a medida que desciende.

  • De ser posible, descienda con los pies hacia abajo. Esto permite que el aire haga un recorrido ascendente hasta la trompa de Eustaquio y el oído medio, una dirección más natural. Utilice una línea de descenso o el cabo del ancla.

  • Compense suavemente cada pocos pies durante los primeros 10 o 15 pies.

  • No debe sentir dolor. Si siente dolor, ha descendido sin compensar adecuadamente.

  • Si no siente que sus oídos se abren, deténgase, inténtelo nuevamente, quizás ascendiendo algunos pies para disminuir la presión que lo rodea. No rebote de arriba abajo. Intente colocar el oído bloqueado hacia arriba.

  • Si no puede compensar, suspenda la inmersión. Descender sin compensar podría arruinar todo el viaje de buceo o producir lesiones permanentes y pérdida de la audición.

  • Si su médico está de acuerdo, puede utilizar descongestivos y pulverizadores nasales antes de sumergirse para disminuir la hinchazón en los conductos nasales y auditivos. Aplíquelos una o dos horas antes de la inmersión. Deberían tener una duración desde ocho a 12 horas, por lo que no es necesario aplicar una segunda dosis antes de una inmersión sucesiva. Los pulverizadores nasales se deben aplicar treinta minutos antes del descenso y por lo general duran doce horas. Tenga cuidado cuando utilice pulverizadores nasales de venta libre. El uso reiterado puede originar una recaída empeorando la congestión y posiblemente causando un bloqueo reverso durante el ascenso.

  • Si en algún momento de la inmersión siente dolor, tiene un episodio de vértigo (mareos) o siente una repentina pérdida de la audición, suspenda la inmersión. De persistir estos síntomas no vuelva a bucear y consulte a su médico.

  • Técnicas de compensación

  • Pasiva - no requiere esfuerzo

  • Valsalva – aumento de la presión nasofaríngea presionando las narinas u orificios nasales y respirando contra la glotis (garganta) cerrada.

  • Toynbee – tragar con la boca y la nariz cerradas – ¡buena para ascender!

  • Frenzel – Valsava mientras se contraen los músculos de la garganta con la glotis cerrada

  • Lowry – Valsalva más Toynbee – presionando las narinas u orificios nasales, intentar soplar suavemente aire por la nariz mientras se traga; ¡es el método más fácil y efectivo!

  • Edmonds – colocar la mandíbula hacia delante más Valsalva y/ o Frenzel (buen método)

  • Otras – tragar, mover las mandíbulas – ¡buena para ascender!