DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Volver a bucear después de dar a luz

Soy instructora de buceo. Me gustaría volver a enseñar lo antes posible una vez que nazca mi hijo. ¿Cuándo puedo volver a bucear?

El buceo, como cualquier otro deporte, requiere un cierto grado de preparación y aptitud física. Las mujeres que desean volver a bucear después de un parto (después de dar a luz) deben seguir las pautas sugeridas para otros deportes y actividades.

La aptitud física y el buceo

Después de un parto vaginal, las mujeres normalmente pueden retomar la actividad ligera a moderada de una a tres semanas después del parto. Esto depende de diversos factores: el nivel de preparación física antes del embarazo; el ejercicio y la preparación durante el embarazo, las complicaciones relacionadas con el embarazo; la fatiga posparto; y la anemia, en el caso de que se haya manifestado. Las mujeres que antes del embarazo y del parto tenían una rutina de ejercicios por lo general retoman en serio sus programas de ejercicio y la participación en deportes entre tres y cuatro semanas después de dar a luz. Generalmente, los obstetras recomiendan evitar las relaciones sexuales y las inmersiones durante 21 días después del parto. Esto permite que el cuello uterino se cierre, disminuyendo el riesgo de infección en el tracto genital. Una buena regla general consiste en esperar cuatro semanas después del parto antes de volver a bucear.

Después de un parto abdominal (a menudo conocido como cesárea, y que se realiza a través de una incisión quirúrgica en la pared del abdomen y el útero), también se debe esperar que la herida sane. La mayoría de los obstetras aconsejan esperar por lo menos entre cuatro y seis semanas después de este tipo de parto antes de volver a realizar toda clase de actividades. Dada la necesidad de recuperar el estado físico, junto con el período para que la herida sane, y el peso considerable que representa cargar el equipo de buceo, se recomienda esperar por lo menos ocho semanas después de una cesárea antes de volver a bucear. Cualquier complicación médica moderada o grave del embarazo, como ser el embarazo gemelar, el trabajo de parto prematuro, la hipertensión o la diabetes, puede retrasar más el retorno a la práctica del buceo. En estos casos, el reposo prolongado en cama puede ocasionar una pérdida profunda de la condición física y de la capacidad aeróbica así como la disminución de la masa muscular. Se recomienda que las mujeres que experimenten complicaciones durante el parto se sometan a una revisión y reciban el alta médica antes de volver a bucear.

Información adicional

El cuidado de un recién nacido puede interferir con los deseos de una mujer de recuperar su fuerza y resistencia. Dicho cuidado, caracterizado por la fatiga y el poco sueño, es un momento riguroso y demandante en la vida de una mujer.