DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Cáncer Mamario y la Aptitud Física para el Buceo

DAN analiza los tratamientos y trata el tema de los implantes

Soy una ferviente buzo de 40 años de edad y gozo de excelente salud, pero recientemente me han diagnosticado cáncer de mama. Estoy considerando diversos tratamientos, incluida la posibilidad de, en el futuro, someterme a una cirugía reconstructiva a través de la colocación de implantes mamarios. ¿De qué manera afectarían los tratamientos contra el cáncer y los implantes mamarios a mi aptitud para la práctica del buceo?



Después del cáncer de piel, el cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más diagnosticado en las mujeres estadounidenses.

Una de cada tres mujeres que padecen cáncer son diagnosticadas con cáncer de mama; en 2003 se registraron 210.000 casos. Entre 1996 y 2000, el 94 por ciento de los casos nuevos de cáncer de mama se manifestaron en mujeres de 40 años de edad en adelante. Los autoexámenes manuales, las mamografías periódicas y las mejores terapias son factores de ayuda que se considera son parcialmente responsables de la mejora del índice de supervivencia.

Las decisiones en cuanto al tratamiento se basan en la etapa en la que se encuentre el cáncer y su ubicación, la edad y salud del paciente y los riesgos y beneficios de cada opción. Ningún tratamiento es sencillo, pero el menos complicado consiste en realizar una simple extirpación quirúrgica de la masa. Para controlar el riesgo de que el cáncer se propague (metástasis), en algunos casos puede ser necesario extirpar la totalidad del tejido mamario y los ganglios linfáticos vecinos (mastectomía). El procedimiento quirúrgico no es la principal preocupación en lo que se refiere a la práctica del buceo. Una vez que la incisión sana y el buzo retoma sus actividades normales sin riesgo de sufrir una infección, éste es dado de alta para realizar todo tipo de actividades.

El efecto de los medicamentos y/ u otras terapias utilizadas en el tratamiento contra el cáncer representa la principal preocupación para los buzos. Con frecuencia, es necesario realizar un tratamiento de radiación y/ o quimioterapia sistémica para atacar rápidamente las células cancerosas en crecimiento. Por ejemplo, el riesgo de toxicidad cardiaca puede aumentar si se combina un medicamento que se utiliza en la quimioterapia, la doxorubicina (Adriamycin®), con el tratamiento con oxígeno en cámara hiperbárica. Otro medicamento utilizado, el metotrexato, aumenta el riesgo de toxicidad pulmonar, y la ciclofosfamida (Cytoxan®) puede causar una reacción adversa como ser la formación de tejido cicatrizal (fibrosis pulmonar).

Después del tratamiento, y antes de retomar la práctica del buceo, los pulmones de una mujer se deben evaluar en busca de cualquier daño que pueda aumentar el riesgo de sufrir una lesión como resultado de la expansión pulmonar (barotrauma pulmonar) durante una inmersión. Los medicamentos citotóxicos (quimioterapia) y la radiación pueden causar náuseas y vómitos, pero no dejan de ser un elemento valioso en la lucha contra el cáncer. Evite bucear si está bajo tratamiento contra el cáncer. La posibilidad de sufrir efectos secundarios durante el tratamiento es muy importante.

Respirar aire comprimido constituye el principal riesgo para el buzo. No todos los buzos podrán volver a bucear después de padecer cáncer de mama, ya que no todos los tumores son iguales y las reacciones al tratamiento son variadas. La pérdida de la flexibilidad y la fuerza del tejido pulmonar aumenta el riesgo de sufrir una lesión pulmonar, especialmente un pulmón colapsado (neumotórax). Si el neumotórax se produjera durante una inmersión podría resultar fatal, y no vale la pena correr el riesgo.

Muchas mujeres pueden volver a bucear después de padecer cáncer de mama, siempre que el funcionamiento de sus pulmones sea adecuado, estén en forma y gocen de buena salud. La terapia física intensiva puede ser necesaria para que el buzo recupere su nivel de actividad normal para la práctica del buceo, debido a que la cicatrización posquirúrgica puede limitar la capacidad de movimiento del brazo afectado.

¿Los implantes mamarios son un problema?

Los implantes mamarios de solución salina flotan neutralmente. Los implantes de silicona tienen una flotabilidad negativa y hasta cierto punto pueden afectar la flotabilidad y el estado físico. Se debe evitar utilizar correas alrededor del pecho o compensadores de flotabilidad que restrinjan la libertad de movimiento ya que pueden causar irritación y molestias alrededor del área quirúrgica o sobre los implantes. Los implantes mamarios no son una contraindicación para la práctica del buceo y no deberían representar un riesgo importante.

¿La retención de fluidos (edema linfático) es un problema?

Beber demasiada cantidad de agua no causa edema linfático o hinchazón. (Nota: Durante un viaje de buceo un individuo debe estar bien hidratado). Sin embargo, se puede producir una retención de fluidos ya que el drenaje linfático del brazo pasa a través de la axila, donde se ha extirpado el tejido durante la mastectomía.

Los canales y conductos linfáticos ayudan a transportar el fluido rico en proteínas, conocido como linfa, hacia todo el cuerpo. El sistema linfático transporta este fluido desde los tejidos hacia el sistema sanguíneo, y produce glóbulos blancos de protección contra las enfermedades como parte del sistema inmunológico del cuerpo.

Puede ser necesario colocar una prenda que ejerza presión sobre la hinchazón en el brazo para ayudar a tratar la presencia de fluido en el tejido. Algunas mujeres han informado que no les molesta y que incluso pueden manifestar cierta mejoría después de algunos días de practicar buceo. Cuando se tiene una discapacidad, cualquiera sea el grado, se debe ser más prudente durante la práctica del buceo y es importante evitar inmersiones de larga duración.

¿Qué sucede después?

Por lo general, una mujer que se haya sometido a un tratamiento contra el cáncer de mama podrá disfrutar de la práctica del buceo. En algunos casos, los medicamentos más potentes de quimioterapia causarán efectos tóxicos, provocando demasiados daños como para que la persona vuelva a bucear.

Es probable que las personas que desean y pueden volver a bucear tengan que esperar mucho tiempo antes de volver a la actividad. No se debe subestimar el tiempo requerido para recuperar la fuerza y resistencia necesarias para bucear de forma segura. Si una mujer buzo no puede reaccionar frente a condiciones marítimas, como ser corrientes, oleaje o nadar hacia la embarcación o tierra firme, puede exponerse a sí misma o a su compañero de buceo a un riesgo importante.