DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Síntomas similares a los de la gripe después de una inmersión



Soy buzo certificado desde 1976. Durante los últimos tres años he desarrollado una condición relacionada con el buceo: pasadas dos o cuatro horas de mi última inmersión en el primer día de buceo, por lo general desarrollo síntomas similares a los de la gripe, incluidos sensación de malestar general, escalofríos y fiebre.

Si bien no tengo otros síntomas, como ser dolor de cabeza, dificultad para respirar o síntomas neurológicos, sí siento una vaga sensación de irritación en los pulmones y en ocasiones sufro una tos seca. Lo normal es que al día siguiente me encuentre mejor. Los resultados de mi radiografía torácica, ECG y análisis de sangre fueron normales, pero no se me ha realizado ningún diagnóstico. ¿Pueden ayudarme?



Esta afección tiene varias explicaciones posibles. Respirar gas comprimido puede originar un barotrauma pulmonar; aspirar agua salada, ya sea de modo directo o a través de un regulador defectuoso, también puede originar estos síntomas. La enfermedad disbárica (ED) leve puede causar fatiga, pero es raro que cause escalofríos y fiebre. Esto podría ser una condición preexistente a la inmersión que por coincidencia se manifestó después de la inmersión (quizás gripe). Existe la probabilidad de que respirar aire bajo presión introduzca microorganismos del aparato respiratorio en los pulmones. Esto fue descrito en “Actas del octavo simposio sobre fisiología subacuática”, A.J. Bachrach y M.M. Matzen, editores, Sociedad de Medicina Subacuática, Bethesda, 1984, páginas 113-180.

Esta condición quizás se podría evitar con un adecuado mantenimiento y limpieza rutinaria del regulador. Los registros de DAN evidencian similitudes en las llamadas relacionadas con estos síntomas que de otro modo son inexplicables; y si bien la información es a modo anecdótico, amerita una investigación. Desafortunadamente, la mayor parte de las personas que realizaron consultas telefónicas no se sometieron a una evaluación médica mientras tenían los síntomas, e informaron los síntomas después de que desaparecieron. En cada caso el buzo experimentó síntomas similares a los de la gripe dentro de las pocas horas posteriores a una inmersión. Esto sucedió inmediatamente después del primer día de buceo o de las primeras inmersiones de una serie. Todos los síntomas desaparecieron dentro de las 48 horas, muchas veces dentro de las 24 horas. Las pocas llamadas que recibió DAN no indican que éste sea un problema extendido, pero DAN requiere más información sobre esta afección y su relación con el buceo. Se deben considerar cuidadosamente los síntomas que se manifiestan después de una inmersión, continuar buceando con síntomas puede originar problemas adicionales. DAN siempre recomienda que un médico u otro profesional de la salud realice un examen del caso. Siempre se debe incluir la posibilidad de enfermedad disbárica en un diagnóstico diferencial cuando se registra una condición médica después de una inmersión.