DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Diabetes — Los riesgos en el buceo

Me diagnosticaron diabetes. ¿Qué problemas puede traer con el buceo?



Condición: La diabetes mellitus (DM) es un desorden del sistema endocrino que se manifiesta por uno de los dos siguientes factores: una producción insuficiente de insulina o la resistencia de las células del cuerpo a las acciones de la insulina a pesar de los niveles normales o elevados. Las personas que padecen DM generalmente tienen niveles de glucosa en sangre (GS) excesivamente elevados, denominado hiperglucemia, o un nivel de GS excesivamente bajo, más conocido como hipoglucemia.

Existen dos tipos muy importantes de diabetes mellitus: La diabetes insulinodependiente (DMID, Tipo 1),* que requiere la administración de insulina por vía endovenosa para controlar los niveles de azúcar en sangre; y la diabetes no insulinodependiente (DMNID, Tipo 2), que puede controlarse por medio de una dieta y medicamentos orales (medicamentos hipoglucémicos orales).

El riesgo principal para los buzos es que se presente un caso de hipoglucemia, que se puede manifestar con síntomas como confusión, sudoración, aceleración de la frecuencia cardiaca, pérdida del conocimiento e incluso la muerte. Los niveles elevados de azúcar en sangre, o hiperglucemia, también pueden causar la pérdida del conocimiento, aunque generalmente evoluciona mucho más lentamente que la hipoglucemia. La pérdida del conocimiento bajo el agua lleva prácticamente a una muerte segura. Aunque la hipoglucemia generalmente se presenta en personas que padecen el Tipo 1, también se puede manifestar en personas que toman medicamentos hipoglucémicos orales. La hipoglucemia que se manifiesta durante una inmersión profunda puede interpretarse equivocadamente como narcosis por nitrógeno.

Si bien la hipo o hiperglucemia se pueden presentar diariamente, existen otros problemas que pueden desarrollarse a largo plazo en las personas que padecen diabetes. Estas afecciones incluyen: retinopatía (alteraciones de la agudeza visual); desórdenes renales; enfermedad coronaria; y alteraciones en el sistema nervioso, incluida la conducción nerviosa anormal y la aterosclerosis, que pueden causar una disminución de la circulación hacia las extremidades.

La Aptitud Física y el Buceo: : Los buzos que padecen diabetes corren el riesgo de perder repentinamente el conocimiento. Esto conlleva el riesgo máximo de ahogarse e implica riesgos adicionales para sus compañeros de buceo. Las personas que padecen diabetes, sin importar qué tan bien controlen su enfermedad, no se deberían considerar aptos para la práctica del buceo sin restricciones. Aquellos que cumplan ciertos criterios podrán bucear siempre que lo hagan de acuerdo con procedimientos detallados y específicos (ver “La diabetes y el buceo: Las prácticas actuales demuestran que muchas personas que padecen diabetes efectivamente bucean; por Guy de Lisle Dear, M.B., FRCA, Alert Diver, enero/ febrero de 1997). Se debe examinar periódicamente a los buzos que padecen diabetes para controlar las complicaciones que, por representar un riesgo adicional, pueden inhabilitarlos para la práctica del buceo.

Medicamentos que se utilizan en el tratamiento: : Las sulfonilureas (medicamentos de acción hipoglucémica) tales como la glipizida, glibenclamida, clorpropamida y tolbutamida pueden interactuar con muchos otros medicamentos utilizados para disminuir la GS.


  • • Las biguanidas (metformina) pueden provocar efectos secundarios gastrointestinales autolimitados y pueden causar problemas* en individuos que padezcan enfermedades renales, hepáticas o cardíacas.
  • • La acarbosa (un inhibidor de la alfa glucosidasa) también se utiliza junto con otros agentes cuando las sulfonilureas menos complejas no funcionan de forma adecuada en el control de la glucosa en sangre. La insulina actúa para disminuir la GS. En general, no se recomienda bucear si se sufre de diabetes. Otro factor a tener en cuenta: lla necesidad de insulina puede cambiar sustancialmente cuando se hace ejercicio o se practica buceo.


Existe un riesgo menor de acidosis láctica, que aumenta notablemente por cualquier condición que reduzca la compensación de metformina (problemas renales agudos o crónicos) o que comprometa el suministro de oxígeno y predisponga a la hipoxia tisular (insuficiencia cardiovascular o respiratoria crónica o aguda) en personas con enfermedades renales, hepáticas o cardíacas.


Información adicional:

  • Diabetes.com -- www.diabetes.com/
  • • El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales o (NIDDK) -- www.niddk.nih.gov/
  • • La diabetes y el buceo: Las prácticas actuales demuestran que muchas personas que padecen diabetes efectivamente bucean. ¿Qué tan seguro es? Por Guy de Lisle Dear, M.B., FRCA, Subdirector Médico de DAN, Alert Diver, enero/ febrero de 1997


Nota: La sigla IDDM (DMID) en realidad corresponde al antiguo término en inglés “insulin-dependent diabetes mellitus” (diabetes mellitus insulinodependiente), si bien el término más moderno en inglés para esta afección es “insulin-requiring diabetes mellitus” (diabetes mellitus insulinodependiente), en la actualidad igualmente se representa con la sigla IDDM (DMID). En la actualidad la comunidad diabética se encuentra en transición entre nomenclaturas.

Other Diabetes & Diving FAQs