DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Barotrauma de Oído Medio (Barootitis Media)

Cómo tratar el barotrauma del oído medio

Mi marido y yo acabamos de volver de un viaje de buceo de cuatro días. Realizamos cuatro inmersiones por día, todas multinivel, en Saipan. Después del segundo día de inmersión mi marido tuvo problemas para compensar y se quejó de dolor en sus oídos. También dijo que sentía como si tuviera algodones en sus oídos y se quejó de un zumbido constante y de problemas con el equilibrio. Consultó a un médico otorrinolaringólogo al llegar a casa. El médico encontró un exceso de mucosa detrás de su tímpano que había empezado a endurecerse. Luego, hizo una pequeña incisión en el tímpano de mi marido para poder retirar la mucosa (que se había tornado negra). Le sorprendió que mi marido no haya experimentado problemas durante el vuelo y recomendó que no buceara durante los siguientes seis meses y que después tampoco lo hiciera a tanta profundidad.

¿Se puede prever si uno está incluido dentro del pequeño grupo de personas que tienen problemas de mucosas? ¿Puede realmente volver a bucear mi marido? ¿Qué tan profundo es muy profundo? La máxima profundidad a la que nos sumergimos fue de 24 metros (80 pies).



Estos síntomas concuerdan con el barotrauma del oído medio, que está asociado con la incapacidad para compensar el espacio aéreo del oído medio al practicar buceo. Generalmente esto se debe a algún tipo de disfunción de la Trompa de Eustaquio (Disfunción Tubárica) y comúnmente está causado por problemas como resfríos, alergias recientes o cualquier tipo de irritación que inflame la membrana mucosa y provoque inflamación y secreción de mucosa. El dolor, disminución de la audición o los zumbidos, y los problemas de equilibrio pueden estar causados por la presión, en este caso se acumuló fluido en el espacio aéreo del oído medio.

En el caso de su marido, parece que el barotrauma fue suficiente para causarle hemorragias en el oído medio (por eso la mucosa era negra). La presión constante ejercida en las pequeñas estructuras óseas y en las delicadas membranas internas del oído interno es lo que generaba los síntomas de su marido. Éste parece un caso de barotrauma bastante severo, pero su marido fue afortunado de no haber sufrido ruptura del tímpano o de una de las membranas internas del oído, lo que hubiera provocado la disminución o pérdida permanente de la audición. La pequeña incisión en el tímpano, conocida médicamente como miringotomía, puede ayudar a drenar el exceso de líquido del oído y permitir que la cavidad quede ventilada al aire del ambiente, lo que ayudará a que el oído medio se seque. Si el oído hubiera estado lleno de sangre y de otros fluidos durante el vuelo los síntomas no se habrían incrementado necesariamente, ya que la presión menor dentro del avión se habría transmitido a través de la cavidad del oído medio que estaba llena de líquido.

Es importante poder liberar la mucosa de los conductos nasales, pero esto no evitará necesariamente el barotrauma de los senos paranasales o del oído medio. La manera más segura de prevenir el barotrauma del oído medio o de los senos paranasales es evitar cualquier molestia en sus espacios aéreos. Una vez que se ha pasado de la molestia al dolor, tal vez ya se haya filtrado fluido en dichos espacios. Esto puede provocar consecuencias inmediatas, como por ejemplo la obstrucción del pasaje de aire hacia afuera del espacio aéreo. Dependiendo de la gravedad de la lesión, esperar seis meses para poder practicar buceo nuevamente no parece ser un intervalo muy largo. En realidad, esas lesiones pueden evitar que el buzo siga practicando buceo si la Trompa de Eustaquio o las estructuras del oído medio se han dañado de manera permanente. Como sólo el tiempo dirá, lo más recomendable sería que su marido se sometiera a otro examen completo que también incluya una prueba de audición.