DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Cirugía de Derivación Cardíaca, o ByPass Cardíaco (y angioplastía)

Dentro de unas semanas me someteré a una cirugía de derivación cardíaca. ¿Cuánto tiempo tengo que esperar antes de volver a bucear?



Afortunadamente, tanto para los pacientes como para los cirujanos torácicos, la enfermedad coronaria afecta la primera porción, o extremo proximal, de la arteria con mayor frecuencia y severidad que la porción inferior de la arteria. Esto permite que se realice un procedimiento quirúrgico que utiliza una porción de una vena o de otra arteria para dirigir la sangre alrededor de la obstrucción. Los médicos realizan este procedimiento cientos de miles veces al día en todo el mundo, y más de 500.000 veces al año tan solo en los EEUU. Si la cirugía tiene éxito, el individuo no experimentará más síntomas de la enfermedad coronaria, y el músculo cardíaco recibirá un flujo sanguíneo y una cantidad de oxígeno normales.

Un procedimiento menos invasivo, la angioplastía coronaria, consiste en colocar un catéter con un balón en la punta en el área de la obstrucción e inflar el balón para abrir la arteria. Este procedimiento no requiere la apertura del tórax y puede realizarse en un ámbito ambulatorio.

La aptitud física y el buceo

Es posible que un individuo que se haya sometido a una cirugía de derivación cardíaca o a una angioplastía haya sufrido un daño cardiaco significativo antes que se realizara dicha cirugía. La función cardíaca postoperatoria de los individuos indica cuál es su aptitud física para bucear.

Cualquiera que haya sido sometido a una cirugía de tórax a cielo abierto debe someterse a una evaluación médica adecuada antes de practicar buceo con aire comprimido. Una vez transcurrido un período de estabilización y recuperación (por lo general se recomiendan de 6 a 12 meses), el individuo debe someterse a una evaluación cardiovascular exhaustiva antes de que sea dado de alta para bucear. El individuo no debe sentir dolor en el pecho y debe tener una tolerancia normal al ejercicio, como lo demuestra un ECG de esfuerzo normal (13 METS o fase 4 en el Protocolo de Bruce, mencionado al final de la sección anterior sobre IM). Si existe alguna duda sobre el éxito del procedimiento o sobre cuán abiertas se encuentran las arterias coronarias, el individuo debe abstenerse de bucear.

Para obtener más información sobre las condiciones cardiovasculares, consulte el artículo completo del Dr. James L. Caruso sobre La Aptitud Cardiovascular y el Buceo, en el número de Alert Diver de julio/ agosto de 1999.