DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Prolapso de Válvula Mitral

Hace mucho años que practico buceo. Recientemente acudí al médico y descubrió un prolapso de la válvula mitral. ¿Puedo seguir buceando?

El prolapso de la válvula mitral (PVM, conocido como chasquido mitral, síndrome de la válvula mitral fláccida) es una condición común, especialmente entre las mujeres. El problema se origina en el exceso de tejido y el tejido conectivo suelto en la estructura de la válvula mitral en el corazón: parte de la válvula sobresale hacia el ventrículo izquierdo durante la contracción del corazón.


Un individuo con PVM puede no presentar síntomas, o los síntomas pueden variar desde palpitaciones ocasionales, o una sensación inusual en el pecho derivada del latido del corazón, hasta un dolor atípico en el pecho y un infarto de miocardio. Asimismo, hay un mínimo aumento del riesgo de que se produzca un pequeño derrame cerebral o una pérdida pasajera del conocimiento.

La Aptitud Física y el Buceo

Por lo general, el prolapso de la válvula mitral no causa ningún síntoma ni produce cambios en el flujo sanguíneo, lo que impediría que un individuo llevara a cabo un buceo seguro. Un buzo que se sabe tiene un prolapso de la válvula mitral y que no presenta síntomas y no toma ningún tipo de medicamento para el problema debería poder participar en la práctica de un buceo seguro. El individuo no debería necesitar medicamentos ni debería sentir dolor en el pecho, tampoco debería tener ningún tipo de alteración de la conciencia, palpitaciones y latidos cardiacos anormales. Los individuos que tengan un ritmo cardiaco anormal, lo que puede provocar palpitaciones, no deberían bucear a menos que dichas palpitaciones puedan controlarse con bajas dosis de medicamentos antiarrítmicos.


Medicamentos que se utilizan en el tratamiento

En ocasiones, se recetan betabloqueantes para el tratamiento del prolapso de la válvula mitral. Por lo general, causan una disminución de la tolerancia máxima al ejercicio y también pueden afectar las vías aéreas. Normalmente, esto no representa un problema para los buzos, pero puede ser importante en situaciones de emergencia.


Para obtener más información sobre las condiciones cardiovasculares, consulte el artículo completo del Dr. James L. Caruso sobre La aptitud cardiovascular y el buceo, en el número de Alert Diver de julio/ agosto de 1999.