DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Foramen Oval Permeable (FOP)

¿Qué relevancia tiene poseer un foramen oval permeable?

El foramen oval es una abertura que existe entre las aurículas derecha e izquierda, las dos cámaras superiores del corazón. Durante el período fetal, esta comunicación es necesaria para que la sangre derive hacia los pulmones (ya que a esta altura aún no hay aire en ellos) y fluya directamente al resto del cuerpo. Durante los primeros días de vida, esta abertura se cierra, separando una cámara de la otra. En aproximadamente el 25-30 por ciento de los individuos, esta comunicación persiste como una pequeña abertura denominada foramen oval permeable (FOP).


Un FOP puede ser muy pequeño, fisiológicamente insignificante, o puede tener un mayor tamaño y ser, ocasionalmente, una ruta para la circulación o derivación de la sangre. Normalmente, debido a que la presión en la aurícula izquierda es mayor que la de la aurícula derecha, la sangre no penetra el FOP (cuando éste es permeable, o abierto, aún se observa una porción de tejido en la aurícula izquierda que recubre la abertura del FOP).

La Aptitud Física y el Buceo

Como en el caso de los defectos de los tabiques auriculares y ventriculares, bajo ciertas circunstancias, un FOP puede provocar la derivación de la sangre desde el lado derecho del corazón hacia el lado izquierdo. Es mucho más probable que esto ocurra en las aurículas que en los ventrículos debido a la diferencia de presión entre las cámaras. Después de una inmersión es posible que se formen burbujas inofensivas en la circulación venosa, que pueden trasladarse hacia el lado izquierdo del corazón y luego distribuirse a través de las arterias. En consecuencia, un perfil de inmersión aparentemente inocente puede resultar en un embolismo gaseoso paradojal o en una enfermedad por descompresión grave.


Los estudios de buzos que han sufrido una enfermedad por descompresión grave han demostrado un índice de foramen oval permeable superior al observado entre la población en general. Los estudios Doppler especiales con contraste para detectar la presencia de burbujas pueden identificar un FOP. El buzo que se sabe tiene un FOP debe conocer el riesgo potencial mayor de sufrir una enfermedad disbárica. Un buzo que tenga un FOP y que haya sufrido un embolismo o una enfermedad por descompresión grave después de realizar un buceo de bajo riesgo probablemente deba abstenerse de bucear en el futuro.


En la actualidad, la mayoría de los médicos expertos en medicina del buceo coinciden en que el riesgo de que se manifieste un problema asociado con un FOP no es lo suficientemente significativo como para justificar el control generalizado de todos los buzos. La aparición de una enfermedad por descompresión grave que no pueda explicarse a través del perfil de la inmersión debe dar lugar al inicio de una evaluación en busca de la existencia de un FOP.


Para obtener más información sobre las condiciones cardiovasculares, consulte el artículo completo del Dr. James L. Caruso sobre La aptitud cardiovascular y el buceo, en el número de Alert Diver de julio/ agosto de 1999.