DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Síndrome o Fenómeno de Raynaud

Recientemente me diagnosticaron Síndrome de Raynaud. Soy un buzo muy activo. ¿Puedo continuar con la actividad?

El Síndrome de Raynaud disminuye el flujo sanguíneo normal hacia las extremidades, en especial en los dedos de las manos y de los pies; como resultado de dicha condición los dedos se enfrían y se tornan pálidos, y a continuación se manifiestan dolor y enrojecimiento en estas áreas hasta que se restablece el flujo sanguíneo. El problema subyacente es la constricción de los vasos sanguíneos en respuesta al frío, el estrés o algún otro fenómeno en el abastecimiento de dichas áreas. Por lo general, los síntomas son leves.

El Fenómeno de Raynaud puede presentarse como un problema aislado, pero generalmente se lo asocia con los trastornos causados por una respuesta inmune contra los tejidos conectivos tales como la esclerodermia, la artritis reumatoidea y el lupus.

La Aptitud Física y el Buceo

El Síndrome de Raynaud constituye una amenaza para un buzo que se encuentre gravemente afectado de manera tal que pueda perder la función o la habilidad en las manos y los dedos durante la inmersión. Si el frío es un detonante que causa síntomas en el individuo, la inmersión en agua fría probablemente produzca el mismo efecto. Dichos individuos deben evitar bucear en agua que se encuentre lo suficientemente fría como para provocar síntomas en las manos cuando no se utilicen guantes. El dolor puede ser tan intenso que, a efectos prácticos, el buzo no podrá utilizar sus manos. Los individuos que no sufran efectos tan severos tal vez puedan desempeñarse bien dentro del agua.

Medicamentos que se utilizan en el tratamiento

Se pueden recetar bloqueantes cálcicos a individuos con síntomas graves; un efecto secundario importante pueden ser los mareos al ponerse de pie después de haber estado sentado o tendido en la posición decúbito supino o dorsal (de espaldas).

Para más información sobre las condiciones cardiovasculares consulte el artículo completo por el Dr. James L. Caruso sobre La aptitud cardiovascular y el buceo.