DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Bucear después de un Ataque Cardíaco

DAN habla sobre la aptitud física y el buceo después de un ataque cardiaco.

Recientemente participé de un viaje de buceo al Océano Índico y por poco no me dejan bucear debido a que hace cuatro años sufrí un ataque cardiaco. No me permitían bucear aún siendo miembro de DAN, y no iban a llamar a DAN para averiguar si yo podía bucear.

Estoy en muy buen estado físico y he realizado 10 a 15 inmersiones por año desde que sufrí el ataque cardiaco. ¿Cómo podemos informar mejor a algunos resorts de buceo para que permitan que personas con ciertas condiciones médicas buceen?



No existe una única solución para esta situación. Los temas de la aptitud física y el buceo son complicados tanto para el buzo con el problema de salud como para el resort u operador de buceo que patrocina las inmersiones. Los individuos responden de modo diferente a la misma enfermedad, y no todos los buzos poseen las mismas capacidades físicas después de un ataque cardiaco (infarto de miocardio, o IM)

Entonces, ¿quién puede bucear? ¿Quién no puede? En primer lugar, la situación que usted sufrió ocurre con mayor frecuencia que lo que la mayoría cree. Con el paso del tiempo, los buzos pueden desarrollar condiciones médicas o enfermedades. En su caso, el tema fue una enfermedad cardiovascular, común entre buzos de edad avanzada. A menos que el buzo participe de un programa regular de aptitud física y realice exámenes médicos periódicos, puede ni siquiera estar al tanto de que posee un problema cardiovascular potencialmente grave.

El primer signo o síntoma de enfermedad cardiovascular puede ser el dolor de pecho, o su primer ataque cardiaco. Las estadísticas de muertes por buceo de DAN revelan muchos casos de muerte súbita debido a enfermedades cardiovasculares sin historial. En ese aspecto, un buzo que se ha recuperado completamente de un IM puede estar en menor riesgo al bucear que muchos buzos activos de edad avanzada.

Por lo general, el médico personal del buzo determinará si el buzo es capaz de realizar todo tipo de actividades sin restricciones, incluido el buceo con aire comprimido, después de un ataque cardiaco. Se puede encontrar un debate sobre el tema en Diving Medicine, tercera edición, editado por el Dr. Alfred Bove.

Si el buzo cumple con los requisitos de aptitud física, el médico le puede recomendar el buceo. Sin embargo, no existe ninguna garantía de que no padecerá algún evento cardiovascular mientras bucea. No se puede responsabilizar al operador del resort de decidir quién puede y quién no puede bucear cuando hay una condición médica en cuestión como ser una enfermedad cardiovascular.

Aún si llamaran a DAN, nuestro médico no tendría conocimiento del historial médico del buzo. Si usted sabe con quién va a compartir un viaje de buceo, avise al negocio de antemano para evitar malos entendidos. Si usted padece alguna condición médica, solicítele a su médico que le extienda un certificado estableciendo que usted ha cumplido con los requisitos de salud adecuados para bucear.