DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Instintos Básicos

DAN habla sobre una emergencia bajo el agua hipotética En la embarcación de buceo su compañero parece relajado y bien preparado. Sin embargo, treinta minutos después de sumergirse, a los 15 metros/ 50 pies de profundidad entra en pánico y parece histérico. Se quita la boquilla. ¿Qué procedimiento de emergencia debería seguir usted?

Cada vez que un buzo pierde el regulador bajo el agua corre el riesgo de ahogarse, de perder el conocimiento y, si mantiene la respiración durante el ascenso, de sufrir un embolismo arterial gaseoso. Es por ese motivo que durante el entrenamiento en aguas abiertas nos abocamos tanto a aprender qué se siente al estar bajo el agua y a desarrollar las habilidades relacionadas con el equipo: para prevenir que ocurra la situación. A pesar de esto, ocurre de vez en cuando y por diversos motivos.

Intente establecer contacto con el buzo. ¿Tiene conocimiento si este buzo tiene un historial de problemas relacionados con la ansiedad durante las inmersiones, o está sufriendo un verdadero problema con su regulador o su suministro de aire? Por ejemplo, verifique que el tanque esté conectado a la mochila. ¿El regulador está conectado al tanque? ¿Hay pérdidas en el primer tramo? ¿La boquilla está conectada al regulador? ¿El regulador está funcionando bien? ¿El regulador está perdiendo? ¿El octopus está funcionando bien? ¿Observa algún otro problema en el equipo?

Problemas médicos o físicos a tener en cuenta

¿Pasó algo parecido anteriormente? ¿El buzo tiene un historial médico significativo, como ser presión sanguínea alta o enfermedad cardiovascular? ¿Hay un traumatismo visible? Es decir, ¿ve alguna herida?

Muchas de las personas que llaman a la Línea de Información Médica de DAN manifestaron que justo antes de entrar en pánico experimentaron la sensación de no tener suficiente aire; otras personas mencionaron que sintieron “estar respirando a través de una pajilla o popote”. No es sencillo comunicar las dificultades respiratorias bajo el agua, y rápidamente puede suscitarse el pánico cuando el buzo no ve una verdadera opción además de ascender apresuradamente hacia la superficie para respirar.

Llevar al buzo a la superficie

El tiempo es una verdadera preocupación en un rescate de este tipo. Los tejidos del buzo que haya entrado en pánico consumirán oxígeno, aún cuando él no esté respirando. Esto significa que durante el ascenso, a medida que baja la concentración de oxígeno en los pulmones y se expenden los gases, el buzo corre el riesgo de perder el conocimiento (denominado desmayo de aguas someras) y quizás corra el riesgo de sufrir un embolismo arterial gaseoso por la expansión excesiva del pulmón.

Al mismo tiempo, si el buzo ha perdido el conocimiento, puede que relaje la faringe y permita una exhalación pasiva. Esto permitirá que el aire salga de los pulmones y evitará el exceso de presión con el subsiguiente barotrauma.

El buzo, conciente o no, puede sufrir un espasmo laríngeo, un espasmo reflejo que ocurre cuando ingresa agua a la garganta. Debido a que el espasmo puede obstruir total o parcialmente la vía aérea, un buzo que sufre un espasmo durante el ascenso corre el riesgo de sufrir un embolismo arterial gaseoso.

Cómo resolver complicaciones

El principal objetivo del rescate de un buzo que haya entrado en pánico es ayudarlo a ascender normalmente sin que inhale agua o contenga la respiración. Suponiendo que se trate de una inmersión deportiva sin necesidad de descompresión, la mejor ayuda que podemos brindar es sujetar al buzo y ayudarlo a ascender de modo controlado. Un buzo en dificultades en este tipo de situaciones hará todos los esfuerzos posibles para mantener la respiración y no aspirar agua voluntariamente. La expansión del volumen pulmonar por lo general fuerza la salida de algo de aire por la boca y la nariz, pero aún así persiste el riesgo de EAG.

También existe la posibilidad de ahogamiento o casi ahogamiento, pero no se le debe cubrir la nariz y la boca a la vez durante el ascenso. El buzo aún puede tener su máscara. Sin embargo, si el buzo ha entrado en pánico puede que se haya quitado tanto la máscara como el regulador, en ese caso la situación es verdaderamente grave. Poseemos un mecanismo de protección natural que nos permite continuar respirando aún cuando perdemos el conocimiento. Sin embargo, bajo el agua podría resultar en ahogamiento o casi ahogamiento.

El riesgo de accidentes y aún de muerte aumenta cuando el buzo pierde el regulador. En el mejor de los casos, el buzo lo recupera inmediatamente o su compañero se lo alcanza al buzo y ajusta el equipo y el buzo continúa respirando. De lo contrario, el compañero o el guía de buceo deberá ayudar a que el buzo se dirija a la superficie en un ascenso de emergencia controlado, idealmente, sin incidentes. Si el buzo llega a la superficie de modo seguro, se puede evitar que sufra una lesión grave o que muera.

Otros motivos, además de problemas con el equipo o el pánico, pueden causar que el buzo expulse la boquilla. La mayoría manifestó que recibieron ayuda para llegar a la superficie.

Una vez que se llega a la superficie se debe lograr una flotabilidad positiva tanto para usted como para el buzo que haya entrado en pánico. Si aún no le quitó el cinturón de lastre al buzo, hágalo ahora. Si está buceando en agua cálida, quizás deba inflar el BCD (dispositivo de control de flotabilidad) del buzo.

En este momento usted debería poder regresar al buzo a la costa o a la embarcación de buceo.

Un buen compañero de buceo debería tener amplios conocimientos y ser capaz, debe permanecer alerta dentro del agua, y debe estar al tanto del historial médico y de buceo de su compañero. Para eso están los compañeros.