DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

Bucear Después de una Cirugía de Pulmón

Personal médico de DAN responde a sus preguntas sobre medicina de buceo.P: Recientemente me sometí a una cirugía de pulmón. ¿Cuándo puedo volver a bucear sin correr ningún riesgo?

R: Una cirugía de pulmón se lleva a cabo para tener un acceso directo al pulmón del paciente, a menudo para realizar un diagnóstico, una biopsia, una reparación y/o una eliminación de una condición subyacente. Existe un buen unmero de condiciones pulmonares que son de resolución quirúrgica. El cáncer de pulmón, por ejemplo, puede requerir una extirpación quirúrgica del tejido tumoral a través de la pared torácica. El enfoque quirúrgico o la técnica que se debe utilizar dependerá de diversos factores, pero consistirá en un procedimiento abierto o una cirugía toracoscópica asistida por video (CTAV). En un procedimiento abierto, se llega al pulmón mediante una incisión denominada toracotomía, que permite tener una visualización directa de él. En la CTAV, el pulmón es observado mediante una cámara y una serie de pequeñas incisiones, al igual que en los procedimientos laparoscópicos (cirugía abdominal mínimamente invasiva). Tanto la CTAV como la toracotomía permiten que el cirujano inspeccione visualmente, extirpe y/o repare los tejidos. La cirugía de pulmón también puede llevarse a cabo por un enfisema grave, un traumatismo, una infección pulmonar grave (tuberculosis, bronquiectasias, etc.), una infección de las membranas que recubren los pulmones (empiema), una fibrosis quística, una hemorragia masiva y muchas otras razones.

Después de una cirugía, los buzos deben estar seguros de que el pulmón se ha curado por completo; la existencia de una fístula broncopleural persistente (una comunicación entre el pulmón y el espacio circundante) podría poner en peligro la vida durante un buceo, particularmente durante el ascenso. La cirugía de pulmón está sujeta a una variedad de complicaciones potenciales. La principal preocupación para los buzos es el riesgo de sufrir una sobreexpansión o un barotrauma pulmonar. Un problema posquirúrgico que puede incrementar este riesgo es el desarrollo de adherencias pleurales, o tejido cicatrizante entre la superficie del pulmón y la pared torácica. Esto puede provocar que algunas áreas del pulmón se vuelvan más rígidas y más susceptibles a sufrir una lesión o un desgarro durante los cambios de presión y volumen que pueden llegar a ocurrir al bucear.

Después de una cirugía, es común que la función pulmonar de una persona (la capacidad para mover el aire dentro y fuera de los pulmones) se vea afectada y esto debe ser evaluado antes de bucear. La capacidad de un buzo para tolerar el ejercicio también debe ser evaluada para comprobar si puede mantener el desempeño físico durante los buceos. Otros problemas potenciales que deben considerarse incluyen el riesgo de recurrencia de la enfermedad, cualquier efecto de la radiación o quimioterapia, el tipo de buceo que se realizará (deportivo, técnico o profesional, por ejemplo) y si el buzo puede sobrevivir sólo con el pulmón operado si un accidente de buceo causa una lesión grave en el pulmón normal. Estas preocupaciones deben tratarse con un neumonólogo e idealmente con un médico experto en medicina del buceo.

— Jose Evangelista, M.D.

P: La semana pasada realicé algunos buceos desde la costa en el Caribe. Uno de los buzos de mi grupo nos contó su técnica para entrar al agua desde la costa evitando pisar rayas de aguijón. El denominó esta técnica como "stingray shuffle" (arrastrar los pies para evitar rayas de aguijón). ¿Puede esta técnica realmente disminuir la probabilidad de sufrir un accidente por rayas de aguijón?
R: Arrastrar los pies al entrar o salir del agua ciertamente puede reducir el riesgo de ser picado por una raya de aguijón. Las lesiones causadas por las rayas muchas veces se producen al pisar o asustar al animal accidentalmente. Su cuerpo aplanado le permite esconderse eficazmente debajo de la arena, lo que hace que sea difícil verlas. Incluso pasar por encima de una raya puede ser percibido como una posible amenaza, lo que provocará una acción defensiva de su parte. Las rayas de aguijón no son animales agresivos, pero sus colas punzantes proveen un mecanismo de defensa efectivo capaz de causar laceraciones o picaduras en los pies o las pantorrillas. Arrastrar los pies permite que pisar o asustar a una raya sea menos factible e incrementa las posibilidades de que nos perciban con anterioridad y se alejen para evitar el contacto.

— Niles Clarke, EMT, DMT; Nick Bird, M.D., MMM

P: Un amigo y yo hablábamos sobre cómo los suministros de gas se consumen más rápidamente a medida que aumenta la profundidad y él aseguró que "el consumo se duplica cada 10 metros (33 pies)". Esto no me pareció correcto, ¿podrían aclararlo?
R: Este es un error común respecto a las relaciones entre la presión y el volumen y a la ley de Boyle. La presión sólo se duplica entre el nivel del mar (una atmósfera) y los 10 metros (33 pies) de agua de mar (dos atmósferas). El cambio de los 10 metros a los 20 metros (66 pies) de agua de mar (dos a tres atmósferas) el incremento es de sólo el 50 por ciento; el cambio de los 20 metros (66 pies) a los 30 metros (99 pies) (tres a cuatro atmósferas) representa un aumento del 33 por ciento y el cambio de los 30 metros (99 pies) a los 40 metros (132 pies) (cuatro a cinco atmósferas) representa un aumento del 25 por ciento. Si continuamos con la misma tendencia, efectivamente, la compresión del gas a 40 metros (132 pies) representaría un aumento de aproximadamente cinco veces en el consumo de aire en circuitos abiertos, lo que sigue siendo crítico a los fines de la planificación pero no se acerca al incremento de 16 veces que su amigo describe. Es importante recordar que el efecto de la ley de Boyle representa una progresión aritmética y no geométrica.

— Neal W. Pollock, Ph.D.

P: Hace seis semanas me sometí a una cirugía por un desprendimiento de retina. ¿Aún podré bucear?
R: La retina está compuesta por varias capas de células sensibles a la luz altamente organizadas que recubren la superficie interna de la parte posterior del ojo. Su capacidad para atraer la luz y transmitir señales visuales al cerebro es una parte integral de la visión. Un desprendimiento de retina compromete esta función fundamental y puede ocasionar deficiencias visuales o ceguera. Por lo general, los desprendimientos no producen dolor y muchos de ellos se relacionan con signos de advertencia como destellos o manchas en la vista.

El desprendimiento de retina es una separación de las capas de la retina de las células y estructuras subyacentes. El tipo más común de desprendimiento se produce cuando el cuerpo vítreo situado en el medio del ojo ejerce una fricción sobre la retina y crea una ruptura que permite la acumulación de fluido entre la retina y el epitelio pigmentario de la retina.

Para reparar los desprendimientos de retina se utilizan varios procedimientos. Uno de ellos, la retinopexia neumática, supone la inyección de gas en el ojo. Las personas que hayan tenido una burbuja de gas en el ojo deberán obtener la confirmación de su oftalmólogo de que ésta se haya eliminado completamente antes de volver a bucear, volar o ascender a regiones montañosas. La presencia de una burbuja de gas intraocular puede causar un intenso dolor en los ojos y la pérdida permanente de la visión si la persona queda expuesta a cambios considerables de presión.

Algunos otros procedimientos quirúrgicos suponen la extracción de fluido vítreo (vitrectomía) y su reemplazo por aceite de silicona, que permanece en el ojo hasta que se extraiga más adelante. Es posible que después de este tipo de procedimiento no se aconseje bucear porque normalmente se utiliza en la reparación de desprendimientos de retina muy complicados y puede ser necesario someterse a una segunda cirugía. Estos casos requieren una estrecha comunicación con su oftalmólogo.

Independientemente del tipo de procedimiento, antes de volver a bucear se debe permitir que transcurra un tiempo de cicatrización suficiente. Los oftalmólogos recomiendan esperar dos meses después de una cirugía por desprendimiento de retina antes de bucear, incluso si el gas desaparece antes de ese lapso. Una vez que el gas se haya eliminado y la cicatrización haya finalizado, no existe ningún motivo para pensar que el buceo podría constituir un riesgo para la retina o la agudeza visual.

— Lana Sorrell, EMT, DMT; Nick Bird, M.D., MMM (con un agradecimiento especial a Frank Butler, M.D.)

P: Tengo entendido que por lo general no se recomienda ejercitarse enérgicamente después de bucear. ¿Qué significa "ejercitarse enérgicamente" con exactitud?
R: Definir "ejercitarse enérgicamente" de manera sencilla es difícil. Describir un umbral de intensidad fijo (o absoluto) no es factible ya que el impacto de un esfuerzo absoluto variará de una persona a otra, principalmente en función al tamaño del cuerpo, su composición, la aptitud física y la economía del esfuerzo (es decir que algunas personas pueden realizar la misma tarea con mucho menos esfuerzo que otras). Describir un umbral de intensidad relativo permite definir el esfuerzo según el nivel de aptitud física de la persona pero esto también es imperfecto porque las diferencias potencialmente importantes en el trabajo absoluto entre las personas que están en muy mala forma y aquellas que están muy en forma pueden tener un rol preponderante.

El desafío que representa la definición indica que debemos atenernos a las generalidades. Los ejercicios que suponen una gran fuerza articular, como por ejemplo correr o levantar equipos pesados, deben evitarse o demorarse después de los buceos. Si los ejercicios son obligatorios, como puede ser subir escaleras totalmente equipado, el peligro puede disminuirse de manera anticipada mediante la reducción del estrés durante el buceo. Para ello, se puede reducir la profundidad del buceo, minimizar el ejercicio durante el descenso y las fases de fondo, mantener un ejercicio liviano (dos o tres veces el esfuerzo de reposo) durante el ascenso y las fases de parada y/o prolongar los tiempos de las paradas de seguridad. El impacto del ejercicio después del buceo puede reducirse mediante una disminución de la velocidad en la salida del agua a superficie o al hacer varios viajes (muy despacio) para recuperar los equipos.

La seguridad también se puede incrementar con sólo mantener un alto nivel de aptitud física. Una composición corporal óptima podría reducir la cantidad de peso que debe llevarse para lograr una flotabilidad neutra y, en el caso de que sea obligatorio salir del agua por la escalera de una embarcación después del buceo, hacer que el esfuerzo sea una fracción relativamente pequeña de la capacidad de trabajo para reducir el esfuerzo efectivo.

Por último, la mejor manera de reducir el estrés por descompresión en un buceo es manejar todos los factores contribuyentes para lograr la práctica de un buceo seguro. Esto inicialmente puede no ser tan atractivo como una respuesta simple, pero el desafío de aprender y manejar la enorme cantidad de factores de riesgo potenciales puede hacer del buceo una actividad estimulante tanto física como mentalmente.

— Neal W. Pollock, Ph.D.


© Alert Diver — 1er Trimestre 2013


Other From the Medical Line FAQs