DAN Medical Frequently Asked Questions

Back to Medical FAQ List
Bookmark and Share

El mito de la saturación de nitrógeno

Investigadores y miembros del personal médico de DAN® responden a sus preguntas sobre medicina del buceo.P: trabajo como Divemaster en una pequeña isla. El fin de semana pasado, algunos de mis compañeros de trabajo visitaron la cámara local para recibir "tratamientos de limpieza" ("wash-out treatments"), a pesar de que no tenían ningún síntoma. Todos buceamos con frecuencia, pero nunca había oído hablar de nada parecido. ¿Es algo que debería hacer?

R: algunos buzos, particularmente los profesionales del buceo deportivo y los buzos pescadores, tienen la idea equivocada de que se producirá un cierto grado de saturación de nitrógeno en los tejidos después de semanas o meses de bucear con frecuencia. Algunos de estos buzos creen que pueden obtener beneficios a partir de "tratamientos de limpieza" en una cámara hiperbárica, pero esa es una falacia. Ese concepto es completamente contrario a todas las investigaciones creíbles sobre buceo y descompresión y es incompatible con las normas informadas de la práctica clínica. Los esfuerzos realizados para determinar el origen de esta confusión hasta el momento no han tenido éxito.

De manera similar, existen informes de operadores de cámaras que en efecto propagan este mito al ofrecer "tratamientos de desaturación de nitrógeno" de rutina, por un determinado precio por supuesto. La enfermedad por descompresión (EDC) desde luego puede manifestarse como dolor musculoesquelético, por lo que una manifestación dentro de las 24 horas posteriores al buceo ameritaría una evaluación inmediata y quizás un tratamiento en una cámara. No obstante, si bien el dolor crónico tiene muchas causas posibles, el atrapamiento de nitrógeno relacionado con el buceo no es una de ellas.

La captación de gas inerte y la eliminación durante el buceo con aire, nitrox o heliox cumplirán con las leyes de los gases de Dalton y Henry. Si se producen burbujas como resultado de la descompresión, (ya sea que haya síntomas de EDC o no), también entra en juego la ley de Boyle. Las burbujas asintomáticas pueden permanecer en los tejidos durante más o menos un día como máximo.

Durante toda la fase de descompresión de un buceo y mientras se está a profundidad, el aumento de la presión parcial del gas inerte en la mezcla respiratoria se transfiere a los pulmones del buzo (ley de Dalton). Desde allí, es captado gradualmente por la sangre y suministrado a los diversos tejidos del cuerpo (ley de Henry). El índice de captación de gas inerte en la sangre y otros tejidos depende de una serie de variables. Entre las variables clave se encuentran la velocidad de compresión, el tipo de gas inerte que se respira y el coeficiente de solubilidad relacionado, la temperatura corporal, la perfusión de los tejidos inherentes y la carga de trabajo o el nivel de ejercicio.

En el buceo deportivo, la captación de nitrógeno fundamentalmente finaliza una vez que el buzo inicia el ascenso hacia la superficie. Y digo "fundamentalmente" porque los tejidos "más lentos" del cuerpo, aquellos que están menos perfundidos o respaldados por una difusión simple por ejemplo, pueden seguir tomando nitrógeno durante las etapas tempranas e inmediatas del ascenso si sus presiones de nitrógeno se mantienen más bajas que las de la sangre que los perfunde. Por consiguiente, el nitrógeno presente en la sangre seguirá pasando a estos tejidos hasta que los niveles de nitrógeno en la sangre disminuyan al nivel de esos tejidos. En este momento, esos tejidos más lentos comenzarán a deshacerse de los gases disueltos. Por ello, es importante que los ascensos sean prácticamente directos y en gran parte lineales. Los buzos que serpentean lentamente hacia la superficie pueden acumular niveles de nitrógeno en ciertos tejidos superiores a los que se asumen en las tablas de descompresión. De este modo, los buceos repetitivos pueden disminuir los márgenes de seguridad de la tabla que se utilice.

Si un buzo permanece a profundidad más de 12 a 18 horas (en el lecho marino o un complejo de buceo de saturación de una plataforma de petróleo, por ejemplo), todos sus tejidos, rápidos, intermedios y lentos, se reequilibrarán con el gas inerte (nitrógeno o helio) a dicha profundidad. Esto se denomina buceo de saturación. Salvo por las pequeñas variaciones que pueden producirse con las fluctuaciones de la temperatura corporal, es fisiológicamente imposible para cualquier gas inerte adicional ser captado sin un cambio mayor en la profundidad. Cuando un buzo asciende después de un buceo de saturación, la eliminación de gas inerte se produce de la misma manera que sucede al final de un buceo deportivo, conforme lo describen las leyes de Henry y Dalton.

Una vez que el buzo haya regresado a la superficie, independientemente de si el buceo fue un buceo deportivo corto o un buceo de saturación largo, todo gas inerte de los tejidos que supere la presión atmosférica normal será eliminado en el transcurso de las próximas 12 a 18 horas (es decir, los niveles de nitrógeno en los tejidos del cuerpo se reequilibrarán según la presión atmosférica ambiental). Después de ese período, en el cuerpo no quedará nitrógeno adicional por encima de la presión atmosférica normal (a nivel del mar).

El nitrógeno residual nunca queda "atrapado" en el cuerpo, por lo que no hay ningún fundamento para tratar a buzos por una saturación crónica de nitrógeno. Es, en el mejor de los casos, una confusión y, en el peor, un fraude que afecta a los buzos. No se deje engañar.

— Dick Clarke, Presidente, National Baromedical Services

P: durante mis vacaciones en St. Maarten, tengo pensado realizar un viaje de un día a Saba y llevar a cabo tres buceos en el lugar. Viajaría en avión por la mañana y regresaría por la noche. El primer buceo sería a una profundidad que oscilaría entre los 27 y los 40 metros (90 y 130 pies) y los dos buceos subsiguientes tendrían lugar a una profundidad inferior a 24 metros (80 pies). El operador de buceo me aseguró que sería seguro volar de regreso el mismo día ya que el avión no superaría los 600 metros (~2000 pies) de altitud durante un vuelo de tan sólo 12 minutos. ¿Sería seguro volar en esta situación y es segura una altitud de 600 metros después de bucear?
R: estamos hablando sobre un tipo de exposición para el que existen datos empíricos muy limitados. Las recomendaciones existentes para buceos a esta altitud tan baja están basadas en una combinación de opiniones de expertos y cualquier investigación que pueda ser razonablemente aplicada al caso. Sabiendo que existirá una gran probabilidad de que se produzca un traslado vertical significativo después de un buceo (y sin evidencia de un gran problema como resultado del mismo) y entendiendo las implicaciones de los datos provenientes de investigaciones realizadas en Suiza sobre la base de exposiciones a unos 500 metros (~1700 pies), las pautas para volar después de bucear de Divers Alert Network® de 2002 estipulaban una altitud de cabina dentro del rango de los 610 metros (2000 pies) a los 2438 metros (8000 pies) para comenzar a hablar sobre volar después de bucear. Las altitudes menores fueron excluidas. Como alternativa, la tabla 9-6 para volar después de bucear de la Marina de los Estados Unidos de América (revisión 6 del US Navy Diving Manual del año 2008) comienza con una altitud de unos 305 metros (1000 pies), si bien aplica sanciones de intervalos de superficie sólo para grupos de repetición altos.

Si bien la información anterior puede resultar prometedora, los buceos que propone realizar podrían alcanzar grupos de repetición sumamente altos. Las variables restantes son la altitud y la duración de los vuelos. Mantenerse debajo de los 600 metros (2000 pies) de altitud puede ser posible, pero desde luego no puede garantizarse. Las condiciones climáticas y de tráfico aéreo pueden prolongar el tiempo de vuelo o forzar al piloto a trasladarse a una altitud mayor. A la vez, una presión atmosférica baja podría aumentar el estrés descompresivo de cualquier altitud determinada. La persona que lo asesoró describió una situación demasiado óptima que puede o no reflejar la realidad.

El riesgo general en esa situación óptima podría ser aceptable, pero definitivamente no es un plan que alentaría ni elegiría hacer con fines recreativos. Tres buceos a las profundidades que describió indican que no se trataría de un día con un bajo nivel de estrés aún en las mejores condiciones. El verdadero riesgo está determinado por varios factores, a saber: los perfiles de buceo, el grado de estrés térmico, el nivel de esfuerzo durante los buceos, el intervalo de superficie entre buceos, el intervalo de superficie previo al vuelo, las condiciones ambientales (clima, presión atmosférica, geografía del lugar), la discreción del piloto, la presencia o no de tráfico aéreo considerable y finalmente la susceptibilidad individual de quien quiera realizar dicho plan de buceo. El plan implica un riesgo tal en el que tan sólo unos pocos factores que fueran en la dirección equivocada podrían dar lugar a un mal día.

Podrían agregarse márgenes de seguridad a través del uso de Nitrox mediante el uso de un algoritmo de descompresión establecido para aire (siempre y cuando se respete prudentemente la profundidad operativa máxima para evitar una intoxicación por oxígeno), bucear con perfiles más conservadores o demorar la hora del vuelo de regreso. El problema con la planificación de un día tan ambicioso es que una vez que se pone en marcha puede ser difícil interrumpir las actividades. Un pequeño error en la ejecución o un cambio repentino de planes en un aspecto u otro fácilmente podría cambiar el plan y convertir lo que parecía un riesgo aceptable en uno inaceptable.

Básicamente, uno debe decidir qué riesgo está dispuesto a asumir. A menos que bucee solo, su compañero (o compañeros) deben tomar decisiones similares. Al reflexionar sobre el tema, recuerde que los accidentes descompresivos tienden a ser sucesos probabilísticos. El hecho de salirse con la suya una, dos o 99 veces no lo convierte en algo seguro. Mi consejo es que intente siempre maximizar sus márgenes de seguridad con el objeto de minimizar los riesgos y las preocupaciones en la mayor medida posible y así convertir al buceo en la actividad placentera que realmente debe ser.

— Neal W. Pollock, Ph.D.

P: en una edición reciente de Alert Diver (Información obtenida de la línea médica, segundo trimestre de 2013) leí que el coral no puede crecer debajo de la piel, pero ¿pueden hacerlo otras criaturas marinas? Durante un buceo, me raspé contra algo, la herida sanó, pero un par de semanas después observé un enrojecimiento y pequeños nódulos dolorosos en el área de la raspadura. Mi médico me dio antibióticos y prednisona, lo que fue de ayuda, pero los síntomas regresaron después de una semana de tratamiento y ahora parecen estar esparciéndose. ¿Es posible que haya algo creciendo debajo de mi piel?
R: puede ser que tenga una infección causada por una bacteria poco común conocida como Mycobacterium marinum. M. marinum es una bacteria de crecimiento muy lento que requiere períodos de incubación de dos a tres semanas. No siempre se la considera en diagnósticos diferenciales porque afecta principalmente a aquellas personas expuestas específicamente a entornos acuáticos. Las infecciones causadas por M. marinum pueden ser similares a las picaduras de aguas vivas al momento de la aparición y pueden mejorar con el uso de esteroides tales como la prednisona. Si bien los esteroides pueden aliviar temporalmente los síntomas, no ofrecen una solución para la causa de la infección. A medida que la infección se propaga lentamente, pueden aparecer nódulos adicionales en todas las vías linfáticas. Los cultivos para M. marinum son un poco diferentes a los cultivos de heridas estándar (por ejemplo, requieren un promedio de crecimiento en particular) y la infección puede pasarse por alto si el médico no la busca específicamente. Esta bacteria es resistente a muchos antibióticos y por lo general requiere una terapia antimicrobiana combinada y específica que normalmente tiene una duración de dos a cuatro meses. Este período incluye la administración continua de antibióticos durante uno a dos meses después de que la infección desaparezca. Una vez que se haya iniciado el tratamiento, su médico de cabecera, un dermatólogo o especialista en enfermedades infecciosas podrá controlarlo.

— Scott Smith, EMT-P, DMT


© Alert Diver — 4to Trimestre 2013


Other From the Medical Line FAQs